gallery/logo_latrocha_hotel_rural_avila_restaurante_gredos
Restaurante
Hotel Rural ****

La Trocha

de

Hoyorredondo

gallery/logo_latrocha_hotel_rural_avila_restaurante_gredos

Politicas de Reservas y Cancelación

De aplicación a clientes que contratan directamente con nuestro establecimiento:

RESERVAS

Como garantía de la reserva el hotel solicita un anticipo del 30% del valor total, el cual se entiende a cuenta del importe final resultante de los servicios prestados.

 

POLÍTICA DE CANCELACIÓN

 

ANULACIÓN DE RESERVAS

En todo momento el turista podrá desistir de los servicios contratados teniendo derecho a la devolución de las cantidades que hubiese abonado excepto las penalizaciones con cargo al anticipo, según se indica a continuación (+ gastos de devolución si los hubiera):

3€ si la anulación se hace con más de 30 días de antelación a las 0:00 horas de la fecha de entrada

30% si la anulación se hace entre 30 y 15 días de antelación a las 0:00 horas de la fecha de entrada

75% si la anulación se hace entre 14 y 4 días de antelación a las 0:00 horas de la fecha de entrada

100% si la anulación se hace con 3 días o menos de antelación a las 0:00 horas de la fecha de entrada

No obstante, el alojamiento se reserva el derecho, dependiendo del perjuicio causado, de valorar la posibilidad de no aplicar las citadas penalizaciones a cambio de una modificación de fecha acordada entre las dos partes, siendo dicha modificación satisfactoria para el hotel.

 

DESESTIMIENTO DEL SERVICIO CONTRATADO

 

1. Por cuenta del turista:

Cuando el turista no se presente o abandone el establecimiento antes de la fecha fijada para la salida, el titular del establecimiento tendrá derecho a cobrar al turista la mayor de las siguientes cantidades:

a) El 100% de los precios correspondientes a los servicios prestados hasta el momento

b) La cantidad equivalente al 50% del precio total de los servicios pendientes de utilizar, salvo pacto en contrario

 

2. Por causas ajenas al turista:

Cuando se haya obtenido un anticipo al efectuar una reserva, el titular del establecimiento de turismo rural lo devolverá íntegramente al turista cuando por causa de fuerza mayor u otra causa no imputable al turista no pueda prestar el servicio de alojamiento y, en consecuencia, se vea obligado a cancelar la reserva.